1. Buela-Casal (2007). Reflexiones sobre el sistema de acreditación del profesorado funcionario de Universidad en España. Psicothema, 19 (3), 473-482. PDF

En este artículo se reflexiona sobre la selección de los profesores funcionarios españoles y la necesi dad de su mejora, dada la arbitrariedad que se ha experimentado en los últimos en las oposiciones a profesores funcionarios de Universidad. Ante la reforma de la Ley Orgánica de Universidades, y más concretamente del actual sistema de Habilitación Nacional en un sistema de Acreditación de Profeso res Funcionarios de Universidad, parece conveniente proponer unas pautas que puedan garantizar la fiabilidad y la validez del sistema de evaluación. Para ello, estas pautas se centran en: a) los criterios y el baremo de evaluación; b) el proceso de evaluación; c) los candidatos; d) los miembros de las co misiones; e) los estándares de producción científica. Por último, se comentan y analizan algunos de los aspectos de política científica relacionados con el sistema de acreditación del profesorado funcionario, como son la acreditación en función de la oferta y la demanda de las universidades y los concursos de acceso en las universidades.

2. Buela-Casal (2007). Consideraciones metodológicas sobre el procedimiento de acreditación y del concurso de acceso a cuerpos de funcionarios docentes universitarios. Revista Electrónica de Metodología Aplicada, Vol. 12 no 2, pp. 1-14. PDF-Rema

En este trabajo se hace un análisis de las garantías científicas de la evaluación de los proyectos de Real Decreto que regulan el procedimiento de la acreditación de profesores funcionarios y el régimen de los concursos de acceso a los cuerpos docentes universitarios. Se pone de manifiesto que existen serías deficiencias en ambos proyectos para garantizar la fiabilidad y la validez en ambos sistemas de selección. Aunque se insiste en reiteradas ocasiones sobre la objetividad, la igualdad de oportunidades, los principios de mérito y capacidad, etc., no se definen los criterios, ni se establecen los indicadores y estándares que hagan posible garantizar esos principios. Se recomienda definir de manera operativa los criterios, indicadores y estándares, y regular el proceso de evaluación para poder garantizar la calidad de la acreditación y de los concursos de acceso.